El hombre pez de Liérganes

¿Buscas una experiencia auténtica, que te transporte a escenarios mágicos con personajes de cuento? Entonces tienes que conocer Cantabria. Encontrarás paisajes de leyenda, rincones llenos de historia y de tradiciones muy ricas. Trasgus, caballucos del diablo, ojáncanos, sirenucas, mozas del agua, monucas, esterus, busgosus, nuberos, culebres… los bosques y mares cántabros están llenos de seres fantásticos y de historias muy especiales. Adéntrate en los valles pasiegos en tu escapada de turismo rural y conoce algunas de sus historias más fascinantes:

El hombre pez

Ya hemos hablado de esta leyenda de Liérganes, una localidad pasiega muy cercana a las Cabañas, en donde hay hasta un centro de interpretación dedicado al hombre pez. Se cuenta que el lugareño Francisco de la Vega Casar, nadando en el río Miera con unos amigos, continuó río abajo hasta que lo perdieron de vista. Era muy buen nadador, pero al ver que no volvía se le dio por ahogado. Años más tarde, en la bahía de Cádiz, unos pescadores vieron un extraño ser acuático. De aspecto humano pero con escamas, descubrieron que era el cántrabro desaparecido. Solo repetía “Liérganes”. De vuelta a su tierra, vivió durante unos años en la zona, pero desapareció de nuevo en el mar y nunca más se supo de él.

Las anjanas

La historia de las hermanas anjanas se enmarca en el nacimiento del río Asón. Representan la figura de las hechiceras, cuyo origen se remonta a la época medieval. También se encuentran alusiones a personajes similares, de origen celta, en Galicia, Asturias y Euskadi. La leyenda cuenta que una de de las anjanas tenía el cabello de oro, y la otra de plata. Esta última era muy risueña, y había habladurías sobre ella en el pueblo. Su hermana, harta, una noche la llevó con un conjuro hacia el nacimiento del río, donde la sumergió. Como no había luna, no se dio cuenta de que la melena plateada quedaba flotando fuera del agua. Desde entonces, se comenta que el rumor de la cascada no es otra cosa que la risa de la anjana, cuya cabellera fluye por las aguas.

El nacimiento del río Asón
Cascada en el nacimiento del río Asón, de unos 20 metros de altura

La osa de la sierra de Andara

En el pueblo lebaniego de Bejes, muy conocido por sus quesos y ubicado en plenos Picos de Europa, cuenta la tradición que vivió hace dos siglos en las cuevas de la Hermida una extraña mujer. No se relacionaba con los vecinos, y vivía de una forma sencilla y algo salvaje. Criaba un rebaño de ovejas y de rebecos domesticados. Tenía el cuerpo cubierto de pelo, el cabello muy largo y las manos duras, y se cubría con un jubón. Es una leyenda relacionada con el miedo humano, que siempre encuentra reflejo en las distintas mitologías populares.

 

Cantabria es una tierra mágica. Los bosques frondosos, las montañas escarpadas, las cuevas prehistóricas… son, sin duda, el caldo de cultivo ideal para todo tipo de historias y leyendas. Cuando conozcas los valles pasiegos entenderás por qué se esconden tantos mitos en estos rincones. Reserva online ya tu cabaña de madera y disfruta de una escapada de turismo rural llena de magia.

Comments are closed.