Salto pasiego, un clásico en las fiestas locales

Las fiestas de los pueblos son uno de los grandes atractivos del verano. En las localidades próximas a Cabañas con Encanto hay montones de fechas en las que puedes celebrar junto a los lugareños estos encuentros tradicionales. Comerás y beberás de lujo y, además, podrás conocer las costumbres pasiegas. A estos días de celebración hay que sumar también los mercados y las ferias, en los que los productos de la tierra son protagonistas.

En las fiestas locales los lugareños se visten con el traje regional, y los piteros interpretan tonadas tradicionales con la flauta de tres agujeros y el tamboril, produciendo el típico sonido montañés. Echa un vistazo a todas estas ocasiones para ver cuáles encajan en tu escapada rural en Cantabria:

San Roque de Riomiera

La fiesta patronal, San Roque, es el 16 de agosto. Se conmemora con misa y romería. Además, la fiesta del Orgullu Pasiegu se celebra a finales de agosto; este año será la edición número 22. Suele haber misa, pinchos, concursos, encuentros deportivos y juegos tradicionales, como el salto y el bolo pasiego.

Puente Viesgo

En los distintos pueblos de este municipio hay varias celebraciones durante el verano. En el pueblo de Las Presillas se festeja el 10 de julio su fiesta patronal, san Cristóbal. Hay misa solemne, procesión, pinchos y música. Justo un mes después, el 10 de agosto, es el turno de san Lorenzo. Estos últimos años tiene lugar un concurso de arrastre de ganado que atrae mucho público.

El 22 de julio en la localidad de Vargas se celebra la Magdalena, una fiesta muy animada. Por su parte, en Hijas, el 26 de agosto se conmemora la festividad de san Vítores, su patrón. Hay hasta una tonada tradicional: “san Vítores patrón de Hijas, es el Santo de mi pueblo, por eso cantan y bailan, los mocitos de este pueblo”.

Liérganes

Las fiestas patronales se celebran el 27 de julio, para honrar a san Pantaleón. Finalizan con la fiesta de san Pedruco el 1 de agosto, una jornada muy tradicional. Hay pasacalles, misa solemne, romería, verbena y actividades para los más pequeños.

Vega de Pas

Tras la sonada Gran fiesta del sobao pasiego y la quesada celebrada el pasado abril, con el final del verano llega el turno de las fiestas patronales. Nuestra Señora de la Vega es el 8 de septiembre, pero la fiestas se suelen extender hasta tres días.

Selaya

Anota esta fecha clave en el calendario pasiego: Nuestra Señora de Valvanuz, el 15 agosto. En torno a este día se celebra una fiesta muy tradicional con la que se rinde homenaje a la patrona de los valles pasiegos y del Valle de Carriedo. Hay baile, saltos pasiegos, mercado, piteros, barbacoa… Las comidas se suelen celebrar en el bosque de robles y avellanos que hay junto al santuario de Nuestra Señora de Valvanuz. Es una ocasión única en la que se reúnen vecinos de todas las localidades aledañas. Además, ese mismo día tiene lugar la Fiesta de los sobaos, de Interés Turístico Regional. El 16 se celebra también el día de San Roque.

El 24 de agosto tiene lugar San Bartolo, una romería para honrar a San Bartolomé. La ermita del santo es el lugar en el que arranca la celebración. Tras la misa, tocan los piteros y se degusta comida típica. Suele haber también juegos infantiles, y la fiesta sigue hasta bien entrada la noche.

Villacarriedo

A finales de agosto es el turno de las fiestas del Santo Padre. Cada año hay actividades diferentes, aunque la subida popular al pico Giniro es ya imprescindible. En las últimas ediciones ha habido mercadillo, partidos de fútbol, concurso de tortillas, actuaciones de mariachis, pinchadas de DJ, concursos infantiles, degustación de chocolate con sobaos, quedada de vehículos clásicos…

Castañeda

El 1 de septiembre en Lloreda de Cayón se celebra desde los años 20 del siglo pasado el día la fiesta de San Vicente Mártir. Con un particular desfile de carrozas y trajes regionales, es una fiesta de Interés turístico regional en la que además hay pasacalles, bolo pasiego, juegos infantiles, concursos, parrilladas y baile.

Hospedarse en una de nuestras cabañas de madera, rehabilitadas y con todas las comodidades ya es una razón de peso para visitar los valles pasiegos. Pero, reconoce que todas estas fiestas son todo un aliciente para una escapada rural en verano. ¿Te animas a visitarnos?

Comments are closed.