Cocido lebaniego

La cocina cántabra es de guisos fuertes y contundentes. Los platos de cuchara son perfectos para el duro clima de la montaña. Por eso son típicos el cocido montañés, el cocido lebaniego y el cocido pasiego, tres excelentes ejemplos del buen comer en estas tierras.

No hay duda: uno de los alicientes para visitar Cabañas con Encanto es la gastronomía de la zona. Con productos de calidad, naturales y de temporada se consiguen unos guisos perfectos para entrar en calor. Todos ellos sirven como plato único, al ser muy calóricos. Eso sí, el pasiego y el lebaniego se pueden degustar por partes, formando un primero con la verdura y un segundo con la carne.

El más famoso: el cocido montañés

También se le llama puchera montañesa y es el plato cántabro más famoso. Su origen se remonta al siglo XVII, y surgió como receta para combatir los duros inviernos del interior. A diferencia de la mayoría de los cocidos españoles, no incluye garbanzos como ingrediente. La legumbre que se usa es la alubia blanca, a la que se le suman la berza y lo que se conoce como el “compango”, que son el chorizo, costilla, morcilla y tocino de la matanza del cerdo.

Es muy conocido el que se prepara en el valle de Cabuérniga, aunque si nos visitas puedes probar un cocido montañés espectacular en Casa Daniel y Casa Vicente.

El del relleno: el cocido lebaniego

El lebaniego, por su parte, es un plato tradicional de la zona de Liébana. Se prepara con garbanzos de Potes, patatas, berza o repollo, chorizo, morcilla y tocino. También incluye carne de ternera, como cecina y zancarrón (es como se llama en Cantabria al hueso del jarrete). Aunque también hay variantes que utilizan cecina de oveja o de cabra. Se le suma el conocido “relleno”, que es una masa de pan con chorizo, huevo y perejil en su interior.

Se suele tomar primero la sopa, después los garbanzos y luego la carne con el relleno. En el restaurante del camping Lunada lo ofrecen en su carta.

Las Cabañas con Encanto cuentan con una cocina equipada y con todos los utensilios para que prepares tus propios cocidos.

El de los valles: el cocido pasiego

Tiene una preparación y unos ingredientes similares a los anteriores, si bien se añade la carne de oveja. Además, a la sopa, que es lo primero que se degusta, se le agrega pan. A continuación, suele presentarse la berza junto con los garbanzos, con el compango distribuido por encima.

Cocina tradicional con ingredientes locales

Los elementos básicos de la cocina pasiega y cántabra se obtienen de los animales que se crían (cerdo, oveja, cabra, vaca) y de los cultivos de la zona (berza, legumbres). Son ingredientes de los que se dispone casi todo el año, sobre todo gracias a las carnes curadas de animales adultos. Además, la tradicional “matanza del chon” proveía a las familias pasiegas de abundante alimento para todo el año. Hoy podemos comprar en carnicerías locales producto de mucha calidad, como ya te contamos en este post.

Si eres cocinillas, podrás encontrar muy cerca todo lo necesario para preparar tu propio cocido. Y en tu cabaña no te faltará nada para ponerte ante los fogones; nuestras cocinas están equipadas al completo. ¿Dudas con la preparación? Consulta a nuestro equipo. Algo de cocina sabemos, pero sobre todo de buen comer.

 

Imagen de cabecera de Txema León.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>