Es fundamental llevar prismáticos para observar la fauna

Uno de los argumentos más repetidos en las opiniones de nuestros huéspedes para visitar Cabañas con Encanto es el entorno natural en el que se encuentran. Pero, además de espectaculares paisajes, en tu escapada tendrás la oportunidad de observar la fauna silvestre de los valles pasiegos. Es un buen plan en familia, para acercar a la naturaleza a los más pequeños y que conozcan una gran variedad de animales. Y no te hará falta ir muy lejos: si tienes suerte, podrás encontrarte corzos y otras especies locales en la puerta misma de tu cabaña.

Cómo observar la fauna silvestre de los valles pasiegos de una forma responsable

La mayor parte de las pautas que te daremos a continuación son de sentido común. El bienestar de los animales y sus crías es la prioridad. Tu presencia debe pasar inadvertida y esfuérzate en dejar las huellas mínimas.

Prepárate bien

Lleva varias capas de ropa para poder regular la temperatura. Elige colores que no destaquen mucho y tejidos que no hagan ruido. Evita también perfumes. Los móviles cargados y un plano de la zona son también imprescindibles.

Los mejores momentos: el amanecer o el anochecer

Es cuando la mayor parte de especies animales llevan a cabo su actividad. La primavera o el otoño son los mejores momentos del año. En las épocas de temperaturas más duras y de escasez de alimentos, los animales silvestres reducen sus salidas al mínimo.

Usa prismáticos

Lo mejor es no acercarse demasiado a los animales, para no intervenir en lo que hacen y evitar que huyan. Los prismáticos te servirán para verlos con más detalle, sobre todo si te interesan las aves.

Buitre leonado
El buitre leonado es una de las aves que se pueden avistar en los valles pasiegos

Muévete de forma silenciosa

Evita ruidos: pisa con cuidado, no muevas ramas y habla en voz baja. Los animales detectan nuestra presencia sobre todo por el olor, pero los sonidos los alertan también. Para observar la fauna silvestre de los valles pasiegos no hace falta curiosear en los nidos o madrigueras; respétalos siempre.

Fíjate en las huellas

También hay otros rastros útiles, como restos de plumas, alimentos, excrementos… Si sabes interpretar toda esta valiosa información, conseguirás llegar a zonas con más presencia de individuos. También es importante prestar atención a los sonidos: ramas que se mueven, aleteos, llamados…

No tengas prisa

La paciencia es fundamental. Muchas veces lo mejor es sentarse a esperar y no interferir en sus comportamientos naturales. Los animales tienen sus propios ritmos, y cualquier señal de vida humana les ahuyentará.

No les molestes

Si te topas con algún animal silvestre, no te dirijas hacia él directamente, podrías asustarlo. Es mejor esperar en silencio para poder observarlo, dar un rodeo si es necesario y dejar que siga haciendo lo que hacía cuando lo avistaste. Por supuesto, no intentes nunca ni capturarlo ni matarlo; esto aplica para todas las especies.

En los valles pasiegos se pueden encontrar todo tipo de especies animales e insectos

Qué especies ver en los valles pasiegos

Las comarca está conformada por las cuencas de los ríos Pas, Pisueña y Miera. En la guía de senderos de los valles pasiegos encontrarás hasta diez rutas debidamente señalizadas. A lo largo de estos caminos y espacios naturales puedes encontrar muchas clases de animales:

  • Aves: viven rapaces como el buitre leonado, el águila calzada, el milano real, el halcón peregrino, el azor, el gavilán, el cernícalo, la lechuza y el mochuelo. También se pueden avistar cornejas, lavanderas, pájaros carpinteros, garzas reales y arrendajos.
  • Mamíferos: destacan el corzo, el zorro, la ardilla, el jabalí, la comadreja, el armiño, el desmán ibérico, el turón, el ratón común y el lirón careto. Si tienes suerte, es posible que estos dos últimos te visiten en tu propia cabaña. 🙂
  • Reptiles: hay culebras de varias especies, la víbora cantábrica, el lagarto verde y distintas lagartijas.
  • Anfibios: encontrarás salamandras en los riachuelos, además de sapos, el sapillo pintojo y ranas de distintos tipos, como la de San Antonio. También hay tritones en los abrevaderos exteriores de las cabañas.
  • Peces: los más comunes son la trucha y el piscardo.
  • Insectos: verás polillas, siempre atraídas por la luz, así como mariposas diurnas, arañas, mantis religiosas, libélulas en las cercanías del agua y el ciervo volante, que es el escarabajo más grande de Europa.

Una escapada rural es mucho más que hospedarse en un alojamiento como nuestras cabañas de madera. Es también conocer el entorno, las costumbres, la gastronomía y todo lo que hace especial el lugar de visita. Por eso te animamos a observar la fauna silvestre de los valles pasiegos en tu visita a Cabañas con Encanto. Si quieres saber más, nuestro equipo estará encantado de informarte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>