Las Navidades son una época de reencuentro, de cenas familiares y de empresa, de comilonas con amigos, de compras en centros comerciales, de ciudades saturadas de gente, de prisas, de gastos… Por mucho que intentemos tomárnoslo con calma, la vorágine de las fiestas seguro que nos arrastra. Para evitarlo, lo mejor es salir de nuestro entorno habitual. Y esto es justo lo que te proponemos: cambiar de escenario.

Pasa de las calles de tu ciudad, la clásica recepción familiar y la misma cena de todos los años a una estancia en una cabaña rural en los valles pasiegos con quien tú elijas. Seguro que es una Navidad de las que no se olvidan.

Gastronomía pasiega y productos locales

¿Te gusta cocinar? Pues anímate a preparar tus platos navideños con calma en una cocina totalmente equipada. En ella encontrarás todo lo necesario para montar el menú y, además, podrás elaborarlo con los mejores ingredientes locales. Te invitamos a visitar algunas de las empresas de la zona. Tienen carnes pasiegas, quesos artesanos y dulces tradicionales para que los pongas sobre la mesa de tu cabaña y disfrutes de una Navidad con otro sabor.

Si prefieres que cocinen por ti, consulta con los restaurantes cercanos sus propuestas para estas fechas. Los locales de comidas de la zona son garantía de comida tradicional cántabra, con productos de calidad y platos abundantes. ¡Seguro que no pasas hambre!

Un buen paseo para bajar la comida

¿A que en casa, después del festión, te vas al sofá a ver la tele con la familia y hasta a seguir picoteando algún dulce? En las Cabañas con Encanto tienes esa opción, porque hemos cuidado todos los detalles para que las estancias sean lo más confortables posibles. Puedes entretenerte con la programación navideña de la tele o charlar tranquilamente. Pero también dar un paseo para bajar la comida, que seguro que en la ciudad apetece menos. ¡Y no hay los paisajes que tenemos en los valles!

En la zona en la que se encuentran nuestras cabañas rurales hay rutas y caminos asequibles y muy agradables. También puedes organizar tu propia visita a los rincones más especiales de Vega de Pas, Liérganes o la misma Santander.

De sobremesa frente a la chimenea

Las estancias de las cabañas son lugares acogedores y cálidos. Lo hemos conseguido gracias al uso de la madera y también a la cuidada decoración rústica. Pero no podemos dejar de mencionar una de las cosas más especiales de nuestras cabañas en la montaña: la chimenea. Las reuniones familiares con un buen fuego calentando el espacio es algo que merece la pena vivir. La luz tenue, el olor a leña y el calor —sobre todo imaginando el frío de fuera— convierten a las cabañas en el escenario perfecto para tardes y noches de sofá y manta.

Si te convence el plan, anota: tenemos cabañas para grupos de 4 a 8 personas, perfectas para familias amplias. Pasa una Navidad en Cabañas con encanto y descubre que las fiestas también pueden ser sinónimo de tranquilidad, relax y naturaleza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>